• Español
  • English

SINNERS CUSTOMS GARAGE abre sus puertas este Domingo.

SINNERS CUSTOMS GARAGE abre sus puertas este Domingo. 24-10-2013
as grandes marcas de motocicletas fabrican en serie modelos de los llamados 'custom'. Y no, una 'custom' es algo más que comprar una moto con el depósito en forma de pera, un motor en V, o unas horquillas delanteras extremadamente largas y varias pegatinas. No, ni mucho menos y sí mucho más. 'Custom' es personalizar la moto y, ya puestos, existen motoristas que no moteros con pretensiones incluso de 'customizar' el scooter. Bueno, si quieren y pueden hacerlo que lo hagan, pero no se les ocurra acercarse al 'Punto de Encuentro' recién abierto en Mojácar. 'Punto de Encuentro' no está a la orilla de la mítica Ruta 66, la de costa a costa estadounidense, pero sí en la costa mediterránea de Mojácar, justo al lado del Provenzal. Raúl Otero Pérez, Gustavo 'Gus' Caycedo, Jerry Lee y Steve Mace, cuatro fanáticos de las motos 'custom', se han propuesto el reto de trasladar al Levante almeriense una forma distinta de ver las motos y los moteros: el estilo californiano de ver y entender el mundo de las 'custom', "el clima es muy parecido", comenta Gus, "tenemos el mar, y un país precioso, ¿qué más se puede pedir?". Una 'custom'. "Sientate, toma una Coca-Cola o cerveza, mira el catálogo y revistas, habla con Jerry Lee, el jefe de taller, y explícale lo que quieres. Tendrás la moto que tú mismo hayas configurado". Vale, hombre vale, ¿y si vengo con mi moto para customizarla? "Si es inglesa o japonesa sales con el mismo motor pero con otra moto distintas, a veces hasta con otras ruedas", Steve se ríe. El ambiente en Punto de Encuentro es similar al de cualquier lugar de Estados Unidos especializado en 'custom'. Música, trato, conversación, igual sólo que adpatado a la española. Raúl, 'Gus' , Jerry Lee y Steve , intentan trasladar una forma distinta de ver las motos y los moteros. Ellos afirman que cuando se se compra una Harley, una Norton, también se está comprando parte de la historia. La BMW de Raúl "es de las llamadas de 'zapatilla y pipa', porque es tranquila pero te lleva a todos los sitios", comenta sonriente. Más que hablar de espíritu Harley "hablamos de espíritu Custom",interviene Steve, "adaptamos cada moto a la personalidad de su propietario; ahí, al taller se entra con una moto y se sale con el mismo motor pero con otra distinta mientras se adaptea la normativa española". Jerry Lee, 35 años trabajando para Harley, toda una vida, en Alemania, en Estados Unidos, confiesa que "tengo un trabajo que es mi hobby". . Raúl, que vivió en Inglaterra, lleva con las motos desde el año 64; Gustavo, portorriqueño, competía en motos desde los 12 años. "Modificamos motos y a buenos precios, como somos moteros queremos las motos y las motos de los demás por esto ponemos precios accesibles, para que todo el mundo tenga acceso al mundo 'custom'". En la entrada al Punto de Encuentro, una de las custom llama poderosamente la atención. Aún es pronto, pero con el tiempo "vamos a tener coches americanos para modificar y vender, Chevrolet del 64, Ford Galaxy del 64, Chevrolet del 50. Sucede que España es uno de los países de Europa donde resulta más difícil abrir una empresa. Y son excesivas las normativas, pero las cosas son así. Tendremos que esperar un poco más hasta tener totalmente completa la burocracia, queremos hacer las cosas bien aunque nos lleve un tiempo". Una última mirada a las custom es la despedida.

Volver a Noticias